¿Cómo gano en el Póker online?

El póker es un juego que debido a su popularidad, pocas personas no han oído hablar de él. Un juego que es capaz de colocar en una situación complicada a cada persona que lo practique. Puede que posea un gran factor de aleatoriedad, pero no se basa completamente en esta para definir al ganador. El póker es un juego cuyo progreso es afectado en gran parte por las estrategias del jugador.

En el mismo sentido el póker online se trata de una modalidad que permitirá a múltiples jugadores hacerlo desde la comodidad de sus casas y con la oportunidad de ganar buen dinero. Pero, no siempre es necesario apostar, sobre todo para los que apenas están iniciándose en este mundo. Es mejor en estos casos una vez pulidas las habilidades de cada uno, arriesgarse más.

Existen algunos puntos a destacar para aumentar las posibilidades de ganar en el póker online. ¿Cuáles son estos?

¿Qué esperas del juego?

Es importante tener claro la razón de comenzar a jugar al póker online, puede parecer una nimiedad, pero a largo plazo permite tener una meta definida. ¿Acaso solo es un pasatiempo? ¿Para ganar un poco de dinero?

La mayor consideración a tener en cuenta es cuando no se trata solo de un pasatiempo, cuando la intención de jugar al póker va mas allá, cuando implica invertir mucho tiempo aprendiendo las bases, funciones y desarrollando un estilo de juego propio, capaz de dotarte con la confianza suficiente como para participar en otras modalidades como torneos en vivo.

Se realista con las metas que te planteas, y si apuntas alto entonces asegúrate de tener el tiempo así como la dedicación. Nadie se vuelve rico de la noche a la mañana con unas cuantas partidas de póker.

Juega en una página segura

Como en los casinos físicos, no puedes solo jugar en el primero que encuentres, son necesarias algunas referencias para conocer más sobre la página y su fiabilidad. La atención al cliente, el tipo de personas que juegan, cómo funcionan las mesas, hay mucho por averiguar. Por eso es recomendable preguntarles a personas con experiencia al respecto.

Para saber cuál es el mejor lugar para jugar también hay que tener en consideración otras características como los bonos de bienvenida y promociones, que podrían llegar a amargar la existencia de más de un jugador inexperto. Algunos de estos poseen una “letra pequeña” en las condiciones de uso, que pueden incluir cosas tan descabelladas como depositar el quíntuple del bono de bienvenida o por el estilo.

Practica sin apostar

Al tratarse en gran parte de estrategia, el póker es un juego nadie domina a la primera, se requiere de ensayo y error en grandes medidas para poder llegar a ser un jugador decente, ni hablar para llegar a ser un profesional. Pero durante este tiempo de entrenamiento no es obligatorio pagar para perder contra alguien más experimentado, puesto que hay páginas de juego que permiten jugar sin ninguna apuesta en riesgo.

Convirtiéndose en los lugares perfectos para desarrollar la técnica y poner en práctica los conocimientos acumulados de cada partida anterior para poder medir tu progreso. No importa perder cientos de veces, después de todo, solo son partidas de entrenamiento que no cargaban con ninguna apuesta.

Esto también permite jugar partidas de póker por simple diversión, para los que no les llama la atención la parte de apostar. No te aceleres a la hora de cambiar el juego gratuito por el juego con apuestas. Es necesario dedicar mucho tiempo a la práctica para siquiera poder pensar en poner en riesgo el dinero contra alguien posiblemente más experimentado.

Comprende y memoriza las jugadas base

Es imposible jugar al póker sin tener conocimiento sobre las manos o jugadas que pueden surgir en cada partida, por eso es necesario memorizarlas y saber distinguirlas. Parejas, tríos, o un Full, todas estas son combinaciones posibles que no solo pueden dictar el rumbo del juego, sino que poseen distintas “jerarquías” entre ellas.

Conocer cómo se forman las parejas  y su significado permite tener control sobre las posibilidades de ganar, ya que es posible tener una mano ganadora, pero al no darse cuenta, perder por falta de conocimientos básicos. Además, conocer cómo se forma cada mano permite hacer un cálculo simple sobre las probabilidades de que dicha mano sea formada en una partida cualquiera.

 Conoce las cartas en juego

Esto es algo que nace de la práctica, eventualmente es poco probable no memorizar cada una de las cartas que conforman el mazo, de este modo es mucho más fácil predecir el rumbo que va a tomar la partida.

Cada descarte elimina una carta de la lista de posibilidades, restando cada una de estas terminan existiendo solo unas pocas probabilidades, y actuar de acorde a estas es lo que define a un buen jugador.

Tus adversarios te lo dicen todo

En el póker cara a cara, un factor determinante es la persona misma, sus gestos, sus expresiones, su forma de hablar, cualquier cosa puede delatarlas y los jugadores más experimentados se aprovechan de esto. Pero, en el póker online esto es limitado, no se puede evaluar los manierismos de la otra persona tan fácil.

Pero, aunque lo dificulte, no impide por completo sacar provecho de esto. Es mucho más técnica la forma de encontrar los manierismos de cada jugador, sobre todo por su estilo de jugar. Para conocer realmente su funcionamiento serían necesarias varias partidas contra la misma persona, pero sin llegar más lejos, es posible hacer juicios rápidos viendo tan solo unas cuantas jugadas.

Cualquier sucesión de jugadas puede delatar el estilo de juego de cada persona, algo que es fácil de aprovechar parar ser notada a tiempo. Precisamente por la falta de expresiones faciales es que muchos jugadores con manierismos notables prefieren el póker online, puesto que así sus caras no los delataran.

Juega, aprende y usa los recursos que acumules

No hay mejor maestro en el póker que la misma experiencia, todos los jugadores avanzados han pasado por una época en la cual también tuvieron que dedicarse a memorizar las bases de todo lo que conocen actualmente. Por eso no debe ser tomado como una humillación el requerir de práctica, la práctica es lo que permite a cualquier jugador formarse a él y a su estilo de juego al mismo tiempo.

No importa perder, importa el por qué perdiste, sacar la mayor información posible de cada derrota e incluso de las victorias es lo que permite mejorar todo el tiempo. Si existe alguna idea que desees poner en práctica adelante, para algo están las partidas gratuitas, para probar cosas nuevas y pulir las antiguas.

La importancia de la práctica

Practicar es la única forma de adquirir los recursos necesarios para enfrentar una situación difícil, es más fácil enfrentarse a una situación durante una partida con dinero de por medio, si previamente ya la habías vivido en algún punto de la práctica, teniendo preparada una respuesta para salir victorioso.

Cuando imaginamos alguna situación de juego todo parece tener solución, nos imaginamos una imagen asombrosa que le daría la vuelta. Pero una vez en un juego real nos damos cuenta de que dicha recuperación milagrosa es mucho más difícil de lo que parecía.

En una partida real existirán muchos inconvenientes e imprevistos con los cuales habrá que lidiar para no perder. Solo la práctica puede prepararte para lo que deberás vivir en las mesas de juego.

En el plano mental todo parece perfecto, pero es cuando las ideas llegan a la práctica cuando nos encontramos con los inconvenientes, los imprevistos, es cuando más tenemos que practicar y pulir nuestra capacidad de adaptación a las circunstancias. Aun cuando esto otorga cierta confianza en tus habilidades, nunca hay que subestimar al oponente ni confiarse, es un error que le cobra factura incluso a los más experimentados.

Si no se te da bien el póker, tienes más opciones

No se trata de otros juegos separados, son variaciones del póker común, las cuales podrían ser mucho más fáciles de jugar para algunas personas, he ahí la posibilidad de cambiar el enfoque del juego.

Por ejemplo, la variación más popular es el Texas Hold’em Poker, pero existen muchas otras variaciones de póker. Incluyendo modalidades con estilos de juego más rápidos e incluso partidas en las que se usan más o menos cartas de lo normal.

Establece tu estilo de juego

Hay jugadores agresivos, pasivos, que solo juegan cuando están seguros, apostadores que van hasta el final de cada partida. Para ser un profesional es necesario definir un estilo en base a jugar, en base a las experiencias que forman al jugador.

Los mismos gustos del jugador, la confianza que tiene en sus habilidades, hay muchas variantes que pueden afectar el desarrollo del estilo de juego de cada persona. Al mismo tiempo saber cómo confundir a los rivales con esto se vuelve esencial en las partidas más avanzadas. Si el estilo será prudente o agresivo es imposible conocer el resultado final, pues solo el tiempo es capaz de dictarlo.

Leave a Reply

Your e-mail address will not be published. Required fields are marked *