Consejos que debes saber para ganar dinero en el casino

Ruleta, tragaperras, póker, todos estos son juegos comunes en cualquier casino online. ¿Sabes ganar dinero con ellos? Es probable que poseas experiencia previa al respecto, o por lo menos tengas una idea sobre cómo funcionan, y creas tener grandes probabilidades de llenarte los bolsillo. No es tan así.

Las suposiciones no sirven en un casino online, porque hay factores que no se presentan en un juego cara a cara. Factores internos y externos que pueden darle por completo la vuelta al resultado.

La competitividad es normal, pero cuando hay dinero por medio, también hay personas que tratarán de arreglar las oportunidades a su favor. Así que estos son algunos consejos que debes saber para entrar en un casino en línea, ganar y reconocer cuándo es hora de retirarte.

Calcular las probabilidades y estadísticas

Esto no se aplica a todos los juegos, pero hay algunos de azar con los cuales es posible hacer cálculos simples para tratar de tener una idea de qué tan realista es ganar una partida en cuántos intentos. Si por ejemplo la tragaperras tiene 5 posibilidades y haz de juntar 3 del mismo tipo en una jugada, tus probabilidades son de 1/5 de conseguir acertar 1 de los símbolos. En total seria 3/15 de obtener el jackpot.

Juegos como el blackjack y póker se tratan de matemáticas puras. Como muestra, saber con exactitud cuántas cartas hay en un mazo y descartando las que ya han sido jugadas es posible tener una idea de cuántas de cada tipo quedan en la partida. Y así jugar en consecuencia.

Las ruletas cuentan con espacios de colores, dependiendo de dónde caiga la bola será una victoria para uno o para otro. En teoría es un 50/50 deberían ser 2 colores, pero a veces hay 3, y si la bola cayera en ese color extra, la casa gana. Es decir, la casa tiene más probabilidades de ganar que tú, pequeños cálculos de este tipo te preparan para el resultado.

Las apuestas bajas te mantendrán seguro

La mejor táctica para no gastarte todo el presupuesto que te hayas designado en unas cuantas jugadas, es hacer apuestas pequeñas. El mínimo de la mesa a ser posible, las ganancias serán mínimas, pero también las pérdidas lo serán, haciendo mucho más fácil ver cuando es hora de retirarse.

Suponiendo que tengas una racha de suerte y ya tengas una buena ganancia, puedes retirarte a lo seguro, o apostar esa ganancia para multiplicarla. Si ganas cumpliste tu cometido, y si pierdes quedas como al comienzo, no ganas nada pero tampoco pierdes nada.

Asume que puedes perder y mantén objetivos firmes

Aun con experiencia, aun con un buen casino, aun sabiendo las reglas al pie de la letra, no es suficiente para jugar de forma segura. Si bien todo esto es importante, falta un paso crucial, definir los objetivos, lo que se espera de este juego. Necesitas jugar con la mentalidad de que al final del día, tendrás todo el dinero del mundo o terminarás aún más pobre que antes, lo cual puede ser un duro golpe si esperabas el primer resultado.

Tus objetivos deben ser realistas, nadie entra a un casino a ganarle a todo el mundo, saliendo con millones y millones. Un objetivo realista es jugar, divertirse un poco, aprender nuevas técnicas, mejorar el juego y quién sabe, incluso ganar un poco de dinero extra.

Juega teniendo en mente que quizás pierdas, así estarás preparado por si pasa y no sentirás decepción al ver que tu bolsillo no aumento su tamaño mágicamente. De esta forma la presión es mucho más ligera, la mente está menos estresada y las jugadas son más cautelosas, “Puedo perder, pero no me dejaré ganar con facilidad”, esa es la mentalidad.

Tus bolsillos tienen un límite, recuérdalo

Puede que tu capital para jugar sea infinito, pero la mayoría no piensa en el efecto que tendría perder todo ese dinero. Razón por la cual muchos quedan en la quiebra tras no saber controlar sus impulsos de juego.

El error más habitual cuando se trata de apostar dinero es apostar, perder, apostar, perder, tener suerte y ganar algo; pero seguir apostando y perdiendo. La mentalidad de que la suerte debe estar en tu favor en algún momento es el peor de los pensamientos.

Para evitar esto debes fijar un presupuesto y apegarte a él, no se valen pequeños aumentos de presupuesto. Así es como comienza todo, si juegas y perdiste todo lo que fijaste en el presupuesto, mala suerte, otra vez será.

No dejes que la ansiedad o las emociones te dominen y confórmate con lo que conseguiste. Incluso si fueron solo pérdidas porque nadie asegura que tu suerte cambie o que la buena suerte continúe. ¿Ganaste y quieres seguir apostando? Apuesta solo lo que ganaste y retírate, cambia de juego. Si ganas el premio gordo retírate en grande, así no caerás en el vicio.

Recuerda que no todos los casinos son justos

Antes de comenzar a colocar el dinero sobre la mesa, hay que tener dónde jugar. Pero no cualquier sitio web servirá, a no ser que quieras asegurarte de perder tu dinero con rapidez.

La primera página de un casino al azar que encuentres no servirá, en cambio haz de buscar referencias, así como opiniones que estén bien fundamentadas. Y aun así no toda la información que está disponible en el internet es verídica al 100%. De tener la oportunidad opta por preguntar a personas con experiencia en las apuestas online a tu alrededor.

Esta será una fuente más confiable de información, con las buenas y malas experiencias que sean capaces de contarte podrás hacerte una idea de en qué clase de lugar jugarás.

Ten en cuenta las condiciones de juego e instrucciones

No es un secreto que las condiciones de uso son ignoradas casi todo el tiempo, pero en este caso son un factor muy importante. No sirve que creas ser el mejor jugador de póker por ejemplo, porque si las condiciones de la mesa son distintas a lo que consideras “normal” en un juego de póker común, puedes llevarte una gran decepción.

Lo mismo pasa con las instrucciones, los casinos tienen distintas opciones de juego, lo cual afecta a cómo deberías jugar, así como las posibilidades de ganar.

He aquí un ejemplo con las tragaperras, haces una apuesta, pierdes, haces una apuesta, pierdes. El ciclo continua y continua, necesitas recuperar lo que perdiste y piensas que por probabilidades, de seguir aumentando la apuesta recuperarás lo invertido más la ganancia. Pero llega un punto en el cual no te dejan apostar más ¿Qué sucedió?

No es ningún sistema de seguridad que te hace detenerte cuando apostaste demasiado, lo que sucede es que llegaste al límite de apuesta por mesa. En otras palabras, no puedes apostar más y todo lo invertido ya está en manos de la casa. Un error tonto que podría haber sido evitado con tan solo leer las condiciones de juego, en donde explicarían cual es el límite de apuesta.

También están las fases especiales con normas propias, límites de juego, promociones y bonos que son necesarios estudiar a fondo antes de poner pie en cualquier apuesta. Con información de este tipo se puede jugar mucho más cuidado y no apostar dinero ciegamente.

Ten cuidado con algunos bonos de casino

Uno de los mayores atractivos de los casinos online, los bonos pueden cambiar por completo las decisiones de los jugadores. Incitándoles a ser más atrevidos en sus decisiones para poder aprovecharlos al máximo. 

El bono más famoso y probablemente el que cause más problemas, es el bono de bienvenida. Suena a algo bueno, un regalo por iniciarte en el mundo de las apuestas online, pero es un arma de doble filo.

Este bono de bienvenida se presenta como algo caído del cielo, con ofertas como duplicar o incluso triplicar el valor del primer monto que deposites en el casino como tu capital para comenzar a jugar. Demasiado bueno para ser verdad.

Si prestas atención a los detalles antes de aceptar este bono en determinados casinos te darás cuenta de la posible trampa en la que estuviste a punto de caer. Al igual que otros bonos, estos tienen letra pequeña, algo que pasarás por alto si caes en la tentación. Lo que más se observa en estos casos es tener que pagar ese “préstamo” inicial. Lo cual será obligatorio de hacer para luego poder retirar el dinero ganado.

Y ese es el mejor de los casos, no deberías sorprenderte si no solo tienes que devolver el importe inicial, sino el doble, triple, cuádruple o más del importe inicial.

Juega gratis y practica primero

De ser un novato en los casinos y para no andar regalando dinero mientras pierdes, puedes optar por la función de jugar gratis, o mediante puntos que las páginas ofrecen.

No habrá dinero en el medio y podrás definir tus gustos, así como determinar cuáles juegos se te dan mejor y te ofrecen más posibilidades de ganar.

Leave a Reply

Your e-mail address will not be published. Required fields are marked *