Guía para apostar con Hándicap Asiático

El Hándicap Asiático es una modalidad de apuestas en la cual es imposible que se dé un empate, puesto que está diseñada precisamente para descartar esa posibilidad del juego. Haciendo así que solo haya dos finales posibles: la victoria o la derrota.

Este sirve para brindarle cierta emoción extra al juego, porque ahora se trata de ganar o perder directamente. Sin ningún punto medio en el cual apoyarse, por lo cual ha estado ganando popularidad recientemente.

¿Qué es el hándicap asiático?

Como se ha mencionado anteriormente, es una modalidad de apuestas la cual saca de la ecuación el empate, dejando solo la victoria o derrota como desenlaces. Su nombre proviene de su origen, es decir, el mercado de apuestas asiático. Con más exactitud, en Indonesia, donde ganó popularidad al ser usada ampliamente por los apostadores profesionales de ese lado del mundo.

¿Por qué resulta tan atractivo apostar utilizando el hándicap asiático? Eso se puede ver claramente en el fútbol, que curiosamente es el primer deporte en el que se comenzó a utilizar y donde se originó. Todo por ser el único deporte de gran fama en el cual los empates son habituales, habiendo tres posibles desenlaces.

Y aquí es donde entra el principal atractivo del hándicap asiático, que es la posibilidad de descartar el empate como resultado posible. La mayor ventaja para el jugador es que ahora es un 50/50, y no existe esa brecha entre ambos resultados. Lo que dificulta la apuesta final, sin mencionar la emoción extra que trae al juego.

Indagando más

Tradicionalmente las apuestas que incluyen hándicap asiático son más que nada comunes en casas de apuestas asiáticas, pero eso no quiere decir que sean exclusivas. La popularidad de la que se ha valido este estilo de apuesta lo ha impulsado a tal nivel que, incluso ha sido adoptado dentro de las páginas de apuestas europeas y españolas. No sorprendería que eventualmente se extendiera aún más.

Hay un aumento constante de empresas de apuestas online que incluyen mercados con el hándicap asiático para partidos de fútbol. Aunque están expandiendo la idea, llevándola a otros deportes.

Por más que se extienda este método, su reconocimiento siempre estará dentro del fútbol, debido a que aquí se incluyen los casos más típicos de apuestas, como al número de goles.

¿Por qué apostar con el hándicap asiático?

Principalmente por la emoción, no hay mucho misterio en esto, después de todo un verdadero amante de las apuestas siempre disfruta un poco de emoción extra en los partidos. Claro, visto desde el punto de vista de alguien que busca un método para ganar apuestas con más facilidad o con un margen más grande, también puede servir.

Después de todo, cuando se apuesta por victoria o derrota por lo general, hay que tener en cuenta la posibilidad de un empate, lo cual destruye por completo el 50/50 entre ganar o perder.

Es el equivalente al 0 en la ruleta, una pequeña posibilidad de que independientemente de si apostaste derrota o victoria pierdas. En cuyo caso no hayas apostado por el mismo empate, cosa que es más complicada aun.

En resumen, añade emoción, pero también hace las apuestas más sencillas, ya no es un 1 a 3, ahora es un 1 a 2. No tener que preocuparse por que pueda suceder un empate te hace confiar realmente en ese 50/50 por ende siendo más emocionante.

Hándicap asiático en fútbol

Esta es aplicación más básica y con la que todo empezó, una alternativa que da ventaja a los apostadores con conocimiento sobre el deporte. Asignando así al hándicap en base a la categoría del equipo, al tener en cuenta el estado de su forma. Por ende es necesario tener un mínimo conocimiento sobre fútbol para poder sacarle todo el jugo al hándicap asiático.

Existen varios tipos de hándicap asiático, con múltiples puntuaciones las cuales varían desde el 0,0 al +2,75. Estas son todas las variantes se hándicaps asiáticos, usando como ejemplo el resultado de un partido de futbol según los goles.

Hándicap 0,0

Este es un caso especial, en donde a ningún equipo se le asigna un hándicap antes de iniciar el partido. Así que por lo general los partidos serán en un nivel bastante igualado.

Se puede decir que es la opción más sencilla para apostar, puesto que a pesar de ser prácticamente un partido como cualquier otro, el empate no es una opción a apostar. Y dado el caso de que esto suceda recuperarás el monto exacto de tu apuesta.

Quedando de esta manera:

  • Apuestas a un equipo y este resulta ganar: ganas la apuesta.
  • Un equipo y este resulta perder: pierdes la apuesta.
  • Apuestas a un equipo pero resulta en empate: recuperas lo que hayas apostado.

Hándicap -0,25

Para optar por este hándicap estás presuponiendo una ventaja a favor del equipo al cual apostaste. Solo que muy pequeña, y si hay un empate perderás al mismo tiempo que ganaras.

Quedando de esta manera:

  • El equipo al que apostaste gana: ganas la apuesta.
  • El equipo al que apostaste pierde: pierdes la apuesta.
  • Hay un empate: ganas la mitad de la apuesta y recuperas la otra mitad.

Hándicap -0,5

La apuesta se basa en que el equipo al que apuestas ganara mínimamente por un gol, así de simple.

Quedando de esta manera:

  • El equipo al que apostaste gana: ganas la apuesta.
  • El equipo al que apostaste pierde o empata: pierdes la apuesta.

Hándicap -0,75

Aquí se presupone que, el equipo al que apuesta ganará, pero no al no estar seguro que sea por más de un gol obtienes un poco más de seguridad.

Quedando de esta manera:

  • El equipo al que apostaste gana por un gol: ganas la mitad de la apuesta y recuperas la otra mitad.
  • El equipo al que apostaste pierde o empata: pierdes la apuesta.
  • Si el equipo al que apostaste gana por dos o más goles: ganas la apuesta completa.

Hándicap -1,0

Implica que el equipo al que apostaste empezara el partido con un gol de desventaja.

Quedando de esta manera:

  • El equipo al que apostaste gana por un gol: recuperas la apuesta completa.
  • El equipo al que apostaste gana por dos o más goles: ganas la apuesta completa.
  • El equipo al que apostaste pierde o empata: pierdes la apuesta.

Hándicap -1,25

Te aseguras que el equipo al que apuestas  gana solo por dos o más goles de diferencia.

Quedando de esta forma:

  • El equipo al que apostaste gana por un gol de diferencia: pierdes la mitad de la apuesta pero recuperas la otra mitad.
  • El equipo al que apostaste gana por dos o más goles: ganas la apuesta completa.
  • El equipo al que apostate empata o pierde: pierdes la apuesta completa.

Hándicap -1,5

  • Si el equipo al que apostaste gana por un gol: pierdes la apuesta
  • Si dicho equipo gana por dos o más goles: ganas la apuesta
  • El equipo pierde: pierdes la apuesta.
  • Se produce un empate: pierdes la apuesta.

Hándicap -1,75

  • Si el equipo al que apostaste gana por tres o más goles: ganas la apuesta.
  • Si dicho equipo gana por dos goles: ganas la mitad de la apuesta y recuperas la otra mitad.
  • Si el equipo gana por un solo gol, empata o pierde: pierdes la apuesta.

Hándicap -2,0

  • Si el equipo al que apostaste gana por tres o más goles: ganas tu apuesta.
  • Si dicho equipo gana por dos goles: recuperas la apuesta.
  • Sea que este equipo gane por un solo gol, empate, o pierda: perderás la apuesta completa.

Hándicap -2,25

  • Si el equipo al que apostaste gana por tres o más goles: ganas la apuesta completa.
  • Si dicho equipo gana por dos goles solo: pierdas la mitad de la apuesta y recuperas la otra mitad.
  • Sea que este equipo gane por un solo gol, pierda o empate: perderás tu apuesta.

Hándicap -2,5

  • Si el equipo al que apostaste gana por tres o más goles: ganas la apuesta.
  • Sea que dicho equipo gane por un solo gol, por dos, pierda, o empate: perderás la apuesta.

Hándicap +0,25

Este es el lado opuesto de las apuestas hándicap asiático. En el caso del +0,25 estarás apostando al equipo que parte como no favorito.

Quedando de esta manera:

  • Si el equipo gana: ganas la apuesta.
  • El equipo pierde: pierdes la apuesta.
  • Y si empata: recuperas la mitad de la apuesta y ganas la otra mitad.

Hándicap +0,5

Aquí el equipo comienza con medio gol de ventaja.

Quedando de esta manera:

  • Si el equipo gana: ganas la apuesta.
  • Si el equipo empata: ganas la apuesta también.
  • Y si pierde: pierdes la apuesta.

Hándicap +0,75

El equipo empieza en desventaja, pero sin llegar a ser un gol completo.

  • Si el equipo al que apostaste gana o empata: ganaras la apuesta.
  • Si pierde por dos o más goles: perderás la apuesta.

Hándicap +1,0

  • Si el equipo pierde por un gol: recuperas la apuesta.
  • Hay empate o gana: ganas la apuesta.
  • Pierde por dos o más goles: pierdes la apuesta.

Hándicap +1,25

  • El equipo empata o gana: ganas la apuesta
  • El equipo pierde por un gol: y ganas la mitad de la apuesta, mientras recuperas la otra mitad.
  • Y si el equipo pierde por dos o más goles: pierdes la apuesta completa.

Leave a Reply

Your e-mail address will not be published. Required fields are marked *